gringo

El “Gringo Loco”

gringolocoMucho antes de que la popular Zona Dorada de Mazatlán existiera, antes de que los restaurantes y centros turísticos abrieran sus puertas, y aún antes de que los caminos básicos se construyeran, ya existía el Hotel Playa Mazatlán. El año es 1954. Playas desiertas se extendían por kilómetros y la tierra estaba salpicada de lagunas saladas que eran visitadas por abundantes aves acuáticas y venados. En ese entonces, Mazatlán tenía apenas 40,000 habitantes.

Cuando se supo la noticia de que un “Gringo Loco”, Ulysses S. George, estaba construyendo un hotel al lado del mar, la gente local se portó escéptica. ¿De dónde había sacado la idea de construir un hotel tan lejos de la ciudad? ¿Quién se animaría a ir hasta allá? No había agua potable en varios kilómetros a la redonda, mucho menos electricidad, caminos pavimentados o sistema de alcantarillado. La ciudad contaba con un pequeñísimo aeropuerto, los caminos que llevaban a la ciudad estaban en muy mal estado y los puentes en ese entonces eran todavía una novedad. Aún así, el “Gringo Loco” se había hecho ya de una buena reputación para él y para su aventura frente al mar. A pesar de estas condiciones primitivas, el sueño de construir un hotel frente al mar no estaba muy lejos de convertirse en realidad.